Esta tienda de Wish Local proporciona consuelo y normalidad para niños de acogida

Fosters reStore comenzó como un simple acto de bondad. Cuando David y Christine Fricke comenzaron a abrir las puertas de su hogar para recibir niños de acogida, observaron una tendencia inquietante. Los niños generalmente llegaban sin nada más que la ropa que llevaban puesta. 

David se comunicó con otros padres de acogida y se enteró de que esto es algo muy común. Los niños no tenían más remedio que ir todos los días a la escuela con la misma ropa hasta que sus nuevos padres de acogida tuvieran la oportunidad y el dinero para comprarles nuevas prendas. El hecho de usar ropa maltratada y desgastada marcaba a los niños con un estigma social que parecía ser particularmente cruel durante una época de sus vidas que ya de por sí era traumática. Después de varias frenéticas salidas por la noche para hacer compras con los niños recién llegados, David tuvo una idea.

David y Christine se comunicaron con miembros de la comunidad de Wisconsin y en poco tiempo tenían un garaje lleno de ropa donada que pusieron a disposición de los niños locales que iban a ser acogidos. Sin embargo, se dieron cuenta de que un garaje lleno de cajas y bolsas no era la solución ideal. 


“Me puse a pensar: ‘¿De qué manera estamos mejorando el sentido de dignidad de un niño de acogida haciéndole escarbar en un bolso de ropa?’ Esto no es productivo ni favorable para nuestra misión, que consiste en darles a los niños un cierto nivel de control en su vida en momentos en que no tienen ningún tipo de control”, señala David. Así que compraron percheros para ropa, estantes de exhibición y trasladaron la operación a un espacio de venta minorista sin utilizar de la compañía gráfica de los Fricke. Así fue como nació Fosters reStore.

Desde su apertura, Fosters reStore ha crecido hasta convertirse en una megatienda de 24,000 pies cuadrados en Racine, Wisconsin. La tienda vende de todo, desde ropa y juguetes hasta artículos para el hogar. Al abrir las ventas al público, los Fricke pueden financiar la continuidad del apoyo para niños que se encuentran en hogares de acogida. Cada niño que se encuentra en acogida recibe un crédito mensual que puede utilizar para elegir ropa totalmente libre de cargos.

Los Fricke se encargan cuidadosamente de mantener su tienda limpia, brillante y bien organizada. La tienda se parece más a una gran tienda de departamentos que a la típica tienda de artículos de segunda mano. Los niños pueden elegir la ropa que les quede bien y el estilo que realmente les guste; una experiencia que les transmite dignidad y un sentido de individualidad.

Como organización sin fines de lucro, Fosters reStore opera con márgenes muy pequeños. Al no tener un presupuesto para publicidad, los Fricke se unieron a Wish Local para ayudar a difundir el mensaje y aumentar el flujo de clientes a la tienda. “Pusimos el mostrador de Wish en el rincón más alejado para que la gente tuviera que recorrer toda la tienda para llegar a él. Funcionó de maravilla. Inmediatamente comenzamos a ver clientes nuevos que nunca antes habíamos visto”, comenta David. “Tenemos clientes habituales de Wish que ahora son compradores habituales en nuestra tienda. Ha contribuido con nuestros resultados netos, pero los beneficios de marketing [que proporciona el programa] han sido excelentes”.

Con el transcurso de los años, los Fricke han recibido como mínimo a 20 niños en su familia a través del sistema de acogida y les resulta gracioso no poder recordar exactamente cuántos han sido. El cuidado de estos niños es simplemente una parte de la estructura de su familia, que incluye a dos hijas adolescentes. Fricke utiliza su tienda como plataforma para brindar asistencia directa al Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS). Lo explica así: “Ellos [el DCFS] nos llaman para decirnos que han recibido a padres de bajos ingresos y que necesitan una litera para dos niños. Nosotros publicamos el pedido de una litera para dos niños que ingresarán al cuidado de acogida. Y en 20 minutos recibimos una litera en nuestra puerta. Es increíble el poder que tiene toda esta organización y la gente que la hace funcionar”.

Los Fricke esperan poder ampliar Fosters reStore con nuevos establecimientos en otras ciudades. Al asociarse con Wish, aspiran a llegar a un mayor número de personas y a adquirir impulso para su misión. Luego de haber cerrado por la pandemia, Fosters reStore ya está abierta y continúa proporcionándoles normalidad y consuelo a los niños que se encuentran en acogida.

Cada dólar marca una diferencia. Si deseas realizar una donación a Foster reStore, puedes hacerlo aquí.

Para obtener más información sobre cómo convertirte en una ubicación de Wish Local, haz clic aquí.