Cómo un mini súper se volvió digital durante la cuarentena

Cuando en marzo se dio la orden de cuarentena en Zapopan, México, Rubén Castro Plascencia estaba decidido a adaptar su negocio para satisfacer las necesidades cambiantes de su comunidad. Como negocio esencial, Mini Super Rubén tiene permitido permanecer abierto para proporcionar a los locales con productos comestibles y de limpieza. Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, la tienda ha visto una marcada disminución en flujo de clientes, por lo que Plascencia recurrió a opciones digitales para mantener su negocio próspero.

Aunque la demanda de sus productos seguía siendo alta, los clientes tenían miedo de entrar y pasar tiempo en su tienda. Plascencia encontró una solución: una combinación de venta en línea y entrega a domicilio. Se unió a Wish Local en enero de 2020, y durante la temporada prepandémica, su establecimiento disfrutó de un aumento estimado del 10% en flujo de clientes y una tasa de conversión del 50% en ventas de los clientes de Wish. Cuando comenzó la orden de cuarentena, Plascencia se encontraba en una buena posición para utilizar Vende en Wish, un programa que les permite a tiendas pequeñas subir sus productos directamente a la aplicación de Wish. Dice: “Sí, sí uso Vende en Wish”. Continúa: “Es un muy buen momento para empezar a subir productos de limpieza y cuidado personal para que tengan acceso a ellos todas las personas de tu comunidad que los necesitan… Mi experiencia es buena; es muy grato ver que puedo vender mis productos en esta plataforma mientras hago otras cosas. Incluso mientras duermo”.

Rubén comprende que muchos de sus clientes tienen miedo de salir de sus casas para recoger suministros. Para proteger a aquellos que son residentes vulnerables, se ofrece valientemente como voluntario para entregarles sus productos a domicilio. “Es muy gratificante cuando recibes las gracias y las sonrisas de esas personas que estan en confinamiento por ser de alto riesgo, por tener alguna enfermedad o por ser de la tercera edad. Nada se compara con la satisfacción de servir.”

Rubén ha sido propietario y ha operado su tienda durante 12 años en esta ciudad mexicana. Cuando supo que su tienda podía permanecer abierta, aceptó el reto a pesar de estar preocupado por su propia salud y seguridad. “Me siento feliz de poder seguir haciendo lo que me gusta y sobre todo por poder servir y ayudar a mis clientes y vecinos durante esta pandemia. Me siento comprometido con mi comunidad y con la sociedad en general”, nos dice.

Es posible que los negocios minoristas pequeños no vuelvan a funcionar exactamente igual después de esta pandemia. Las adaptaciones e innovaciones hechas ahora serán ventajosas para los próximos años. Rubén Plascencia ofrece este consejo a otros dueños de tiendas para ayudar a mantenerse a flote durante estos tiempos turbulentos: “El futuro de mi negocio y el de muchos otros cambiara para siempre después de esta contingencia. Las ventas en línea se han catapultado. Es momento de crecer.”

Para saber más sobre cómo puedes vender los productos de tu tienda en Wish, haz clic aquí.